¿Cómo acompañar a mis hijos a dar lo mejor de sí en este tiempo?

No cabe duda que el tiempo al que nos enfrentamos actualmente es un tiempo que como padres de familia nunca pensamos vivir. Son muchas las exigencias a las que debemos responder en este binomio casa – trabajo que hoy comparte un mismo techo y que ciertamente hace que nos sintamos física, mental y emocionalmente agotados.

Sin embargo, como en toda situación en la vida, tenemos dos opciones frente a esta realidad: mirarla desde un punto de vista negativo y desesperanzador, quejándonos continuamente por tener que desempeñar diversas labores que van desde la limpieza, la cocina, el apoyo a los chicos en sus tareas, el teletrabajo y atender los miles de pendientes que tenemos; o, por el contrario, asumir una actitud positiva y de crecimiento, que nos lleve a valorar este tiempo como una oportunidad para crecer en familia, fortalecer lazos y hacer un alto en el camino para valorar y agradecer la gran bendición que tenemos de contar con una familia sana. Todo depende de cuál de las dos posturas estamos dispuestos a asumir. Eso si, se darán cuenta que irnos por la vía negativa y pesimista no sólo agota más y no nos permite alzar la mirada hacia lo esencial, sino que genera un efecto cadena en nuestros hijos que puede ocasionar en ellos consecuencias a nivel de bienestar emocional.

En ese sentido, hoy más que nunca resulta fundamental que nos entendamos como agentes llamados a acompañar a nuestros hijos por este camino de aprendizaje que se nos ha presentado como una gran oportunidad para que den lo mejor de sí y crezcan apropiando lo mejor de esta experiencia. Involucrémonos en lo que nuestros hijos van aprendiendo, busquemos espacios para el diálogo a partir de temas comunes que se pueden compartir en familia, estrechemos vínculos, veamos maneras de apoyarlos en generar y cumplir con rutinas y horarios que combinen momentos para las actividades familiares, momentos de oración en familia, así como espacios para desempeñar los quehaceres del hogar.

No olvidemos que los niños y adolescentes tienen una mayor facilidad de adaptarse al cambio y todo aquello que a nosotros quizá nos cuesta muchísimo interiorizar, para ellos es mucho más sencillo si cuentan con consignas y rutinas claras.

El hecho de vivir la experiencia de adquirir los aprendizajes escolares desde el entorno virtual puede, asimismo, ser una excelente ocasión para acompañar a nuestros hijos hacia el logro de la autonomía digital. En la medida en que vayamos orientándolos con mucha paciencia y cariño, verán como gradualmente se van sintiendo más seguros y confiados de desenvolverse adecuadamente en las plataformas digitales que propone el colegio. Recuerden que somos parte del mismo equipo y hoy se nos ofrece una gran posibilidad de renovar esa misión compartida que nos hace parte de una misma comunidad educativa: la educación de nuestros hijos.

Busquemos que nuestros hogares se conviertan en ambientes de aprendizaje donde se promuevan valores como la responsabilidad, el trabajo en equipo, la autonomía, la solidaridad y la unión familiar.

Los aprendizajes que nuestros hijos tienen la posibilidad de adquirir hoy quedarán interiorizados en ellos durante toda su vida si son adecuadamente orientados desde casa y les ayudarán a resolver una serie de problemas y situaciones más adelante. Es tiempo de llenarlos de muchas herramientas para enfrentar la vida con éxito.

Fairuz Saba
Directora de etapa de High School
Villa Caritas



Agregue un comentario